Motozadas y Motocultores

Guía para comprar motoazadas y motocultores agrícolas

 

¿Qué es una motoazada?

 

Esta maquinaria es ideal para jardines que no sean excesivamente grandes, es decir, para aquellas superficies que sean pequeñas y de tamaño mediano. La función de una motoazada es que te permite remover la tierra de una forma profunda, de esta manera podrás tener preparada la tierra para el cultivo.

 

Las motoazadas son propulsadas por un motor, existiendo motoazadas eléctricas, de gasolina o de diésel. Este motor acciona una serie de fresas mediante la transmisión, la cual puede ser o de correa, o de cadenas o también puede ser un tornillo sin fin. Estas son más eficaces cuantas más fresas tengan.

 

No obstante, estas no suelen ser fáciles de transportar por lo que a veces es necesario que cuenten con una pequeña rueda delantera o estar unidas a un remolque.

 

Por último, estas cuentan con una serie de marchas para regular cómo será el avance de las mismas.

 

¿Qué es un motocultor?

 

Los motocultores, a diferencia de las motoazadas, cuentan con un eje de ruedas, lo cual es muy útil para hacer el trabajo más liviano. Por este motivo, como el eje de ruedas permite trabajar con una mayor facilidad, resultan ser más adecuados para grandes superficies. Se podría decir que funcionan como un vehículo que se auto propulsa con un eje.

 

¿Para qué sirve una motoazada y un motocultor?

 

El principal uso de esta maquinaria es el que se destina a remover la tierra, es decir, a prepararla para el cultivo.

 

La preparación del terreno resulta ser fundamental, ya sea para tener una buena cosecha como para tener un bonito jardín. Acciones como airear y mullir la tierra incrementarán el éxito de nuestro propósito: tener una buena cosecha o un jardín bonito.

 

También sirven para cavar, abonar, airear, cultivar y sembrar el jardín o la superficie de tierra que estemos trabajando.

 

¿En qué se diferencia un motocultor de una motoazada?

 

Como hemos señalado con anterioridad, la diferencia entre un motocultor y una motoazada reside en el hecho de que el primero cuenta con un eje de ruedas. Este eje de ruedas resulta ser muy útil, por lo que en lo que más se va a notar es en el hecho de que no tendremos problemas en tratar superficies más grandes que las que podríamos abarcar con una motoazada.

 

No obstante, hay que recordar que estas herramientas sobretodo son útiles para lograr reducir el esfuerzo a la hora de cultivar. Una motoazada te permite realizar menos trabajo. Además, realizar este trabajo de forma física es muy cansado, por lo que a lo mejor sin estas dos herramientas nunca podrías llegar a concluir la tarea.

 

El precio: ¿Cuánto cuesta un motocultor?

 

En primer lugar, decir que no recomiendo la segunda mano cuando se trata de motocultores. La segunda mano en herramientas en la que se necesita comprobar su estado por un mecánico (a no ser que tengas un amigo mecánico que te haga el favor) no resulta ser rentable. Y es que, además, estas herramientas de primera mano no resultan ser nada caras, son baratas.

 

Sin embargo, hay que señalar que un motocultor es más caro que una motoazada. El precio se incrementa en unos 200 euros. No obstante, también hay que señalar que los motocultores son más cómodos de usar y permiten trabajar superficies más grandes.

 

Por estos motivos, no nos cabe duda de que resultan ser una buena inversión teniendo en cuenta el tiempo y el trabajo que ahorran.

 

 

El Precio: ¿Cuánto cuesta una motoazada?

 

Se ha de señalar que las motoazadas suelen ser baratas en relación con el trabajo que ahorras. Por ejemplo, si la motoazada te ahorra 10 horas de trabajo eso significará que las has podido dedicar a tareas más provechosas para ti, ya sea tu familia o ya sea tu negocio.

 

No obstante, las motoazadas no podemos decir que sean un producto caro. Esto se debe al hecho de que esta herramienta se puede encontrar por el módico precio de 80 euros. También hay que señalar que, si quieres algo más profesional o para una superficie de terreno mayor, pues los precios, obviamente, son más caros pudiendo llegar a los 1200 euros.

De todas formas, hay que señalar que es normal que estas herramientas puedan parecer caras, pero merece la pena el esfuerzo económico por la cantidad de trabajo que ahorran.

 

Tipos de motocultores y motoazadas agrícolas

 

En el mercado podemos encontrarnos con motocultores y motoazadas muy distintos. En esta sección te enseñaremos cual es más útil para ti. Recuerda que el mejor siempre será el que te sea útil a ti, el que se adapte a tus necesidades.

 

Según el motor que utilizan:

 Motor de Explosión:

Pueden ser tanto de diésel como de gasolina.

 Motocultores y motoazadas de gasolina

La principal ventaja es que el arranque resulta ser fácil (por ello se recomienda no dejarlos al alcance de los niños) y tienen un ruido bajo, es decir, menor al de los motores diésel. El mantenimiento es sencillo ya que lo único que hay que hacer es revisar los filtros y cambiar el aceite del motor.

 

 Motocultores y motoazadas de diésel

Estos motores son más caros. No obstante, el diésel es más barato que la gasolina por lo que a la larga se compensan los precios. Además, los motores son más duraderos. Como contra señalar que contaminan más y que son más ruidosos.

 

 Motor eléctrico

Son menos ruidosos y no necesitan de mantenimiento como los motores de explosión, no obstante, esto conlleva a que son menos potentes por lo que solo pueden ser utilizados en superficies pequeñas, que no exijan mucha potencia.

 

Motocultores y motoazadas eléctricos: pueden ser accionados por cuerda o por llame. Y respecto a las fresas suelen ser de 4 a 6, lo cual determinará cual es el ancho de trabajo.

 

Según el tipo de embrague que utilizan:

el embrague lo que permite es transmitir la energía mecánica a la acción final. Está formado por una serie de piezas, que se encuentran entre el motor y los sistemas de transmisión. Hay dos tipos de embregues, que se corresponden a los que explicaremos a continuación:

 

 Embrague seco

Suele ser más pequeños y son menos contaminantes. Este último punto se justifica en el hecho de que el gas desprendido por el desgaste no queda liberado en la atmósfera. Su refrigeración es por aire y no por aceite.

 

Las ventajas son evidentes, mejora la potencia, es más fácil de mantener, contamina menos, utiliza menos discos etc. Las desventajas son que suena más, dura menos y el funcionamiento resulta ser más brusco.

 

 Bañado en aceite (multidisco)

Estos son más silenciosos y duran más. El sonido es mucho menor ya que el multidisco se encuentra cerrado, por lo cual la transmisión del sonido es menor. También es menos brusco, por lo que notarás menos tirones.

 

No obstante, contamina más, es más difícil de mantener y pierde un poco de potencia.

 

¿Cómo elegir un motocultor y motoazada?

 

A la hora de elegir un motocultor o una motoazada debes tener en cuenta que se debe ajustar a lo que andas buscando y no al revés. Es decir, se tiene que adaptar a ti, no tú a él. El mejor consejo que te puedo dar es que compres lo que estrictamente necesites. No obstante, te puedes guiar por estos dos factores:

 

– Determinar el ancho de trabajo: el ancho de trabajo suele ser de 25 a 60 cms. No obstante, debes conocerlo con exactitud dentro de un rango variable. Las motoazadas pequeñas son ideales para pequeños trabajos como, por ejemplo, pequeños invernaderos o pequeños huertos. Las más grandes resultan ser muy útiles para jardines medios o huertos ya de un tamaño mayor.

 

– Motor: esto es fundamental, no es lo mismo tener un motor eléctrico que uno de gasolina, pero tener un motor de gasolina para un jardín muy pequeño es una tontería. Por lo tanto, tienes que conocer el uso que le vayas a dar. Aunque eso sí, mejor que sobre potencia a que falte (tampoco te pases).

 

 

¿Qué mantenimiento debo llevar a una motoazada y motocultor?

 

En primer lugar, debes conocer que esta sección se refiere a aquellos que tienen un motor de explosión, aunque hay elementos comunes con los eléctricos. ¡Empecemos!

  – Motor:

Acciones como comprobar el nivel de aceite, sustituir el filtro de aire y tener limpio el sistema de refrigeración son fundamentales y obligatorias cada cierto tiempo.

  – Transmisión:

Respecto a la transmisión lo más importante es que esté bien lubricada con aceite para que no se produzca desgaste mecánico.

  – Cuchillas:

Tienen que estar afiladas, sino no harán mucho y serán un estorbo.

  – Fresas:

Se tiene que comprobar que los pernos y las tuercas estén bien apretados, es decir, en su sitio.

  – Engranajes:

Como no, hay que comprobar el nivel de aceite e inspeccionar el tensor y los cables que permiten la propulsión. Esto siempre hay que hacerlo cuando se vaya a usar la herramienta.

 

¿Comprar un motocultor o un tractor?

 

Esto siempre se ha convertido en una pregunta recurrente de los que tienen grandes extensiones de terreno, pero sin llegar a tener algo gigantesco. Mucha gente que tiene unas tres hectáreas se pregunta si merece la pena un motocultor. La respuesta es que con un motocultor esas tres hectáreas se te harán interminables.

 

Por ello, debemos pensar que un motocultor está más cerca de una motoazada que de un tractor. Si tienes un terreno grande siempre deberás pensar en un tractor, ya que son mucho más eficientes. Un motocultor no está pensado para estas tareas.

 

Por lo tanto, lo que decidirá entre tractor o motocultor será siempre la cantidad de terreno que pretendas trabajar.

 

Aperos o accesorios para motocultores y motoazadas

 

Hay diversos accesorios para motocultores y motoazadas, por ejemplo:

 

Desbrozadoras para motoazadas

Son muy útiles para los árboles frutales.

 

Bujes

Se adaptan con su estriado a cualquier modelo de motoazada o motocultor.

 

Ruedas neumáticas

Pensadas para que el motocultor sea más fácil de transportar.

 

Fresas de cuchillas

Permiten obtener muy buenas cosechas ya que dejan el suelo en condiciones óptimas.

 

Ruedas metálicas

Estas ruedas permiten una buena tracción, lo cual hará que puedas transportar tu motoazada o tu motocultor con facilidad.